¿Que Asia invade el mundo con su moda ‘low cost’? Pues Mayoral, el líder español de la ropa infantil, reacciona lanzándose a la conquista del mercado oriental. El futuro no es de los que se lamentan sino de quienes se adaptan a los cambios. Y entre los cambios que ha generado la globalización hay uno incontestable: China ya no es solo una gran potencia industrial, sino que está convirtiéndose en un inmenso mercado de consumo. Los responsables de Mayoral, empresa malagueña con 70 años de historia a sus espaldas, han decidido convertir el reto asiático en oportunidad, abriendo una filial allí que comenzará a operar este verano.

«Llevamos estudiando el mercado chino desde 2011 y concluimos que tenemos que estar allí», explica el director comercial de Mayoral, Rafael Domínguez de la Maza. La compañía ha aprovechado una sociedad filial que ya tenía en el país asiático, Mayoral Shangai, hasta ahora dedicada al control de compras y de calidad. «En realidad nosotros ya estábamos presentes en China, pero solo para producir. Ahora empezamos a recorrer el camino inverso: vender nuestra ropa allí a través de tiendas multimarca», añade.

Para ello, la firma ha fichado a un ejecutivo nativo llamado Yu Zeng, que actualmente está en Málaga formándose y empapándose de la cultura corporativa de Mayoral. «Antes trabajaba para una multinacional, habla inglés y está aprendiendo español», explica. La intención de la firma es que a principios del verano, Yu Zeng esté de vuelta en su país y empiece a formar un equipo de agentes comerciales chinos que se encarguen de vender la ropa de Mayoral a tiendas multimarca de todo el país. «Por ahora no vamos a abrir tiendas propias. Primero queremos conocer bien el mercado, dominar el proceso logístico y labrarnos una buena reputación. Después ya veremos», explica Domínguez de la Maza.

Puesta de largo

En julio previsiblemente saldrán las primeras partidas camino a China, de forma que para la próxima primavera ya esté la ropa en las tiendas. La puesta de largo de la marca malagueña será la principal feria de moda infantil china, que se celebrará del 20 al 24 de julio en Shangai. En cuanto a previsiones de ventas, el director comercial de Mayoral prefiere no aventurarse: «El primer trimestre nos contentaremos con vender 100.000 o 200.000 euros. Lo que queremos es probar la cadena de suministro para que funcione bien», explica. Y es que entrar en China no es fácil: hay que superar aranceles, controles de calidad y normas de etiquetado muy diferentes a los españoles.

Pese a la magnitud del reto que tiene por delante Mayoral, su vasta experiencia en el mercado internacional le facilitará las cosas. La empresa, que factura 240 millones de euros anuales, vende ya más de dos tercios de su producción en el extranjero. Sus colecciones llegan a medio centenar de países, siendo sus principales mercados Italia, Portugal, México, Grecia, Rusia y el Reino Unido. Al mismo tiempo que da el salto a China, este año está duplicando sus exportaciones a Estados Unidos.