Era unas de las negociaciones más avanzadas de las que hay en marcha en la Costa para la compra de hoteles emblemáticos y ayer tocó a su fin. En una nota de prensa, la Fundación Magna Invest anunció la adquisición del hotel Don Miguel de Marbella, a través de su sociedad española Magna Hotels & Resorts, con el objetivo inicial de acometer una profunda renovación para convertirlo en un cinco estrellas superior. La operación, que ya avanzó SUR, pondrá fin a ocho años de cierre del establecimiento más grande de Marbella. Esta fundación, establecida en Luxemburgo, tiene como principal activo la compra y explotación de hoteles en todo el mundo. Los nuevos propietarios señalaron que el primer paso es regularizar los pagos pendientes a los 81 trabajadores y aseguraron que crearán 500 empleos directos y un gran número de indirectos dado que tienen previsto iniciar en breve las obras de remodelación y acondicionamiento del hotel. «Su renovación y equipamiento, que se encargará principalmente a empresas españolas, se llevará a cabo en un tiempo de dos años aproximadamente», afirmaron.

El hotel, ubicado sobre una finca de 70.000 metros cuadrados, seguirá manteniendo las 550 habitaciones, 32 de ellas suites, 28 salas de reuniones, cinco restaurantes, cuatro piscinas y quince pistas de tenis. Además, crearán nuevos espacios como un lago artificial y cascadas, un gran spa y un ‘Disco Club New Age’. «El nuevo Don Miguel será un gran centro de entretenimiento que se sumará con un destacado protagonismo a la oferta hotelera actual», precisaron.

 

VIA | Diario Sur