El sector tecnológico de la provincia es cada vez más competitivo y, salvando las grandes diferencias en cuanto a volumen de negocio, es uno de los tres cuyas cifras dan una oportunidad al difícil optimismo. Los otros dos son el agroalimentario y el turístico.

Porque también en las denominadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) los datos que arroja la provincia son buenos y apuntan a un sector que poco a poco va germinando. Málaga exporta cada vez más tecnología y además crece el negocio con países relevantes tanto por la dimensión del mercado como por su poder adquisitivo, como es el caso de Estados Unidos. En lo que va de año, las empresas malagueñas del sector de las denominadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) que han ampliado sus fronteras a USA han multiplicado por cuatro sus ventas en relación al mismo periodo de 2011.

Los datos los facilita la Agencia Andaluza de Promoción Exterior Extenda, que cifra en 9,4 millones de euros el total exportado por las TICs malagueñas a Estados Unidos, lo que supone las tres cuartas partes del total exportado por el conjunto de Andalucía y un crecimiento de más del 300% en solo un año.

La pregunta es obvia: ¿Por qué querría comprar tecnología ‘made in Málaga’ un país que está a la vanguardia tecnológica mundial? «Somos competitivos», dice Fernando Hardasmal, subdirector del grupo AT4 Wireless y CEO de la filial de la firma en USA.

La empresa, especialista en ensayo y certificación tecnológica, es una de las 116 firmas andaluzas que mantiene relaciones comerciales con Estados Unidos, donde cuenta con un laboratorio. Además, su sede está en el Parque Tecnológico de Andalucía, un espacio al que el subdirector de AT4 Wireless define como ‘softwarero’: «En estos momento se valora mucho la personalización de los servicios y el coste del desarrollo de un software específico es mucho más elevado en Estados Unidos, donde es muy difícil encontrar ingenieros de calidad, porque se los han llevado los grandes nombres como Google o Amazon, por citar algunos».

Frente a esto en Málaga hay gente con talento y con una cualificación alta; desarrolladores cuyo trabajo es de calidad, pero que cobran mucho menos que en Estados Unidos. Y también que en el resto de Europa (léase Alemania, por ejemplo) e incluso que en el resto de España.

«No debemos tener complejos. Somos competitivos y hay que explotar el eje Universidad-Parque Tecnológico», dice el directivo. Hardasmal aventura incluso que Málaga es competitiva hasta si se compara con China e India, porque aunque allí el coste es menor, surgen otra serie de problemas que al final terminan encareciéndolo. Según este CEO, en el caso de esta compañía, la tecnología que más vende a EE UU es la automatización de pruebas, aunque desde agosto están más centrados en vender servicios que tecnología.

Lo que vende

Por productos, Andalucía exporta en primer lugar equipos de telecomunicaciones, seguido de componentes electrónicos e instrumentos de precisión y medida. En cuanto a subsectores destaca la venta al exterior de sistemas y montajes de dispositivos electrónicos (ordenadores, PDAs, telefonía móvil); tecnología Wireless; TICs para la seguridad y defensa; desarrollos software y aplicaciones sectoriales.

En lo que va de año, las exportaciones de las 116 empresas andaluzas que se han lanzado a la conquista de las fronteras exteriores y que suponen un ínfimo porcentajes de las más de 1.500 que operan en el sector TICs, han facturado casi 170 millones de euros, una cifra que sitúa a la Comunidad en el tercer puesto del ranking nacional. No obstante, estas exportaciones representan apenas el 2% de la facturación total del sector en Andalucía, que supera los 8.500 millones de euros.

Málaga también lidera el conjunto de exportaciones del sector TICs, con ventas este año que se sitúan en los 112 millones de euros y que suponen el 66% del total. Le sigue, de lejos, Sevilla, que ha exportado TICs por valor de 32 millones de euros.

En cuanto a los países de destino, Estados Unidos ocupa el segundo puesto, solo superado por Francia, que compró tecnología andaluza por valor de casi 46 millones de euros. Austria, Italia y Alemania también son países de destino y es importante el crecimiento que han experimentado las exportaciones hacia Emiratos Árabes Unidos, que han crecido más de un 260% en un año y China, noveno mercado, que ha crecido un 128%.


FUENTE | Diario sur