«Bolt es una aceleradora de ideas dirigida a apoyar a jóvenes con talento, con ideas brillantes y viables con el objetivo de retener a emprendedores que se ven abocados a irse fuera por falta de oportunidades». Así ha presentado esta mañana el responsable de la entidad, Rafael Aguado, la nueva incubadora de empresas tecnológicas, que con la colaboración de Telefónica y el Ayuntamiento de Málaga, impulsará proyectos a través de capital y asesoramiento para que éstos tengan garantías de éxito. Al menos durante un tiempo. Y será en Tabacalera, donde se ubicará en centro emprendedor.

Aguado explicó que Bolt realizará un proceso de cambiará la forma de emprender en el sector de la tecnología desde el sur de Europa, enclave que no ha sido elegido al azar. «La elección de Málaga se debe a que es una ciudad referente a nivel internacional, tanto en sus conexiones de transporte como en su población cosmopolita. Además, es el sitio ideal para liderar el emprendimiento tecnológico europeo, ya que presenta cualidades que la hacen única como el acceso a capital de fondos europeos y privados como el talento que surge de las universidades andaluzas», apuntó.

El responsable de Bolt anunció que ya se ha puesto en marcha la primera fase del proceso que promueve la firma, que incluirá a diez empresas noveles elegidas de una selección prevista para finales de mayo. Las seleccionadas disfrutarán de un proceso de aceleración de cuatro meses bajo una metodología que tiene su origen en el Silicon Valley californiano. Entre los servicios se incluye la financiación, el espacio físico para el proyecto, la monopolización, el asesoramiento experto y legal, un programa de formación a medida y soporte tecnológico. En origen, las empresas tendrán acceso a una financiación semilla a cambio de una pequeña participación (6%). La aportación máxima que hará la sociedad en cada proyecto seria de 20.000 euros.

Aguado lanzó una invitación a todos los emprendedores tecnológicos para que presenten sus iniciativas en la sede de Bolt e invitó a inversores privados y corporaciones a participar en el proyecto.

Los objetivos que maneja la incubadora son ambiciosos. Sus impulsores calculan a medio plazo el apoyo a un centenar de proyectos empresariales que crearían 300 empleos directos y un impacto económico en la región de 1.500 millones de euros. Destacan cuatro sectores que están en el punto de mira inversor por su potencial: ‘smart-cities’, ‘e-health’, turismo y la pujante industria de los contenidos digitales enfocados al entretenimiento.


FUENTE| Diario Sur