La Corea capitalista, considerada el termómetro de la economía mundial, crece por encima de las expectativas.

En las minas de carbón, al peor enemigo no se le ve. Es el letal gas grisú que se genera al extraer el mineral y que puede crear una atmósfera explosiva. Al ser inodoro, cuando se hace evidente ya resulta demasiado tarde.

Por eso, antiguamente los mineros utilizaban un canario como medida de seguridad. Este pájaro es mucho más sensible que los seres humanos al gas, así que no tenían más que echarle un vistazo de vez en cuando para saber si podían trabajar con seguridad: si cantaba, luz verde; si agonizaba, evacuación inmediata. […] leer más