Unos activos a precios atractivos, la estabilidad política, la decisión en la aplicación de las reformas y la estabilización económica han reactivado las inversiones.

inversion con Ores & Bryan

 

España había estado durante los últimos años en la lista negra de los grandes inversores internacionales. La desconfianza llama a la desconfianza, se retroalimenta y acaba convirtiendo los agujeros en simas y las grietas en solares. Pero la estabilización económica que parece haber encontrado nuestro país, apuntalada en un espíritu reformista y en la recuperación global de una eurozona que ya no flirtea con el desastre, ha dado un giro radical a la situación. Los grandes fondos de inversión y las multinacionales vuelven a mirar a España como un objetivo apetecible repleto de oportunidades.

En el cambio de óptica ha influido en buena medida que nuestro país está barato, y que ofrece activos rentables a un precio atractivo, ya sean acciones de empresas cotizadas, bienes inmobiliarios que aún no han tocado fondo o una deuda que ahora ofrece el equilibrio justo entre riesgo y rentabilidad. Pero la evidente existencia de «chollos» no explica por sí sola el fenómeno. «Al margen del hecho de que muchos valores estaban claramente infravalorados e infraponderados,  hay una combinación de factores que explican la situación. En primer lugar el inversor aprecia especialmente la estabilidad política, y el hecho de que tengamos un gobierno con mayoría absoluta y sin elecciones a corto plazo a la vista favorece la confianza. Además, el Ejecutivo ha tomado medidas económicas, ha actuado, y se podrá dicutir si suficientes o no, pero están dando resultados, y el mejor indicador es la evolución del sector exterior», explica el estratega de Citi en España, Jose Luis Martínez Campuzano.

«España está recuperando la productividad y competitividad que perdió hace unos años. A pesar de los evidentes riesgos que aún quedan por afrontar, los fundamentales de la economía española están mejorando y todavía hay potencial de recorrido alcista», coincide Firmino Morgado, gestor del Fidelity Funds Iberia Fund.

[leer la noticia completa.]