Coface muestra su interés en los seguros a corto de CESCE pero cree que el resto de actividad de ser pública

El director general ejecutivo de Coface para España y Portugal, Juan Saborido, ha expresado este viernes el interés de la compañía en la posible adquisición de los seguros a corto plazo que gestiona CESCE, pero defiende que el resto de su actividad, relativa a la cobertura por cuenta del Estado de los riesgos de la internacionalización, debe mantener su carácter público.

En una nota de prensa, Saborido defiende como «fundamental» que se mantenga el «control y enfoque público» de la cobertura de riesgos de internacionalización, ya que estos seguros son un «instrumento esencial que completa la financiación privada, genera flujos de ingresos positivos para el sector público y garantiza que las empresas tengan condiciones similares de financiación a las de sus competidores».

«Sin duda esta parte de actividad debe progresar y avanzar para dar cada día más y mejores soluciones a las empresas, pero ese objetivo no se puede conseguir haciendo un ‘tótum revolútum’, que sólo complicará y dificultará tanto la privatización como la posterior gestión de esos intereses», añade, en referencia a la privatización de CESCE.

TROCEAR Y PRIVATIZAR PARCIALMENTE

Así, el director de Coface cree que «lo más fácil, rápido y eficiente» sería «escindir y vender la parte privada de corto plazo del seguro de crédito y la información, que son actividades 100% privadas en todo el mundo desarrollado y en las que CESCE compite sólo con operadores y empresas privadas».

«Con esta operación el Estado conseguiría un montón de millones de euros que podrían servir para dotar el fondo de reserva que prevé el proyecto de ley», explica Saborido.

El resto de CESCE, sin embargo, debería «mantener su carácter y gestión pública», lo que «evitaría entrar en conflictos de intereses y enrevesados planteamientos» y además garantizaría una «mejor defensa» de los intereses de los exportadores españoles.

IR 20 AÑOS ATRÁS

“La opción que veo claramente más eficiente y efectiva para defender de verdad los intereses de las empresas y exportadores españoles es separar totalmente ambas actividades, permitiendo así enfocar mejor la parte pública en lo que es el interés general que le corresponde», insiste Saborido.

A renglón seguido, rechaza los argumentos utilizados por el Gobierno para justificar el modelo de privatización de CESCE.

«El argumento que utilizan para justificar ese ‘tótum revolútum’ es que en Francia y Alemania lo hicieron de esta misma manera hace 20 años. ¡Pero hombre, seamos razonables! Tendremos que hacer las cosas que tengan sentido y aporten a la situación que tenemos hoy, y no mirando por el retrovisor a lo que se hizo hace 20 años en otros países», señala el director de Coface.

Así, concluye reconociendo que «no acaba de ver la ganancia para nadie» en el modelo propuesto por el Ejecutivo, al hacerlo «todo mezclado y provocando conflictos de intereses y enormes limitaciones en las opciones de venta y futura gestión de la compañía».

 

Información aportada por nuestros amigos de Europa Press.