El administrador asegura que no tiene «constancia por escrito» del compromiso del consorcio para terminar las obras

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha avanzado que tiene previsto adoptar decisiones «definitivas» la semana que viene sobre el conflicto con el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, que ayer dijo no contemplar otro «escenario» que el acuerdo con el organismo del país centroamericano. «Nosotros esperamos entre lunes y martes (próximos) tomar decisiones más decisivas, profundas y que van a depender de las acciones de GUPC», señaló el director de la ACP, Jorge Luis Quijano, según recogió la agencia Efe.

El gestor de la vía interoceánica respondió también a las declaraciones ofrecidas ayer por el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, quien ofrecio su primera rueda de prensa tras el estallido del conflicto con la ACP. El directivo hizo hincapié en que el grupo de empresas (en las que también participan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana) «no va a abandonar el proyecto», que prevé terminar en 2015.

Sin embargo, el propio Quijano indicó que aún no ha recibido «una constancia por escrito» del compromiso expresado por Sacyr. El máximo responsable de la gestión del Canal recalcó que es al GUPC a la que le corresponde informar sobre sus propósitos. Mientras tanto, según informó la prensa panameña, la ACP mantuvo una reunión con miembros de la Cámara de Comercio y Agricultura de Panamá (CCIAP) para estudiar la situación de las obras de ampliación, en vilo desde que el consorcio anunció el pasado 1 de enero su suspensión si las autoridades panameñas no reconocen un sobrecoste de más de 1.600 millones de dólares (1.200 millones de euros). La fecha límite para alcanzar un acuerdo, según el anuncio efectuado por GUPC, es el próximo día 20 (el próximo lunes, que es cuando la ACP tiene previsto pronunciarse). Manrique puntualizó también durante su comparecencia que el consorcio de momento no ha retirado este aviso.

Antes de la reunión con el administrador del Canal, el presidente de la Cámara de Comercio panameña, José Luis Ford, señaló a la cadena de televisión TVN Noticias que resulta difícil que Sacyr logre una inyección de liquidez para no suspender las obras, dada la dificultad de captar financiación en los mercados internacionales, y el trasfondo del conflicto panameño. «Nosotros no tenemos duda que la administración del Canal tenga la capacidad para continuar las obras, habría que seguir los pasos que dicta el contrato ante una amenaza por el contratista y su incumplimiento en la obra», concluyó.