El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha asegurado este miércoles tras la ruptura de las negociaciones con el Canal de Panamá que el consorcio «no puede hacer nada más» para solucionar el conflicto sobre las obras de ampliación, aunque ha mostrado su deseo de seguir buscando una solución pese a la ruptura de las negociaciones con las autoridades de la vía.

Asimismo, ha subrayado que «la vida sigue» y que el proyecto de ampliación del Canal de Panamá representa una «pequeña parte» de la cartera de la compañía. «Sacyr seguirá adelante. Ha demostrado al mundo que ha sabido solucionar los problemas técnicos de, quizá, la obra más difícil del mundo».

El señor Manrique ha asegurado además que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha rechazado la última propuesta del consorcio «sin dar alternativa viable para el consorcio».

En este sentido, ha lamentado que, después de 4 años de obras, el retraso en la resolución de estas reclamaciones haya provocado una falta de liquidez. «GUPC está dispuesta a hacer un gran esfuerzo financiero y cofinanciar estos imprevistos» (50%)

 

Contactos con Becthtel.  Los rumores apuntan a contactos entre las autoridades del Canal de Panamá y la constructora americana Bechtel, que perdió el contrato frente a Sacyr, o incluso a la posibilidad de que sea el propio canal el que finalice los trabajos, ejecutados en cerca del 80%.

Las acciones de la española caen con fuerza al inicio de la sesión del miércoles

El lunes por la tarde, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, aseguró en declaraciones a la prensa que las partes “están cerquita de llegar a una feliz conclusión o feliz término” en sus conversaciones. Sus palabras sirvieron para impulsar en un 6% el valor de Sacyr en Bolsa, aunque este miércoles ha seguido el camino contrario y han llegado a perder un 8%. Pasadas las 14.00 (hora peninsular española), han moderado el descenso al 6,32%.

El fracaso dejará «una sombra sobre el Canal en los libros»

Creo que es el mejor titular que he leído hoy en los periódicos, además, en mi humilde opinión, pienso que la actitud de la ACP de cerrarse en banda, no beneficia a nadie, principalmente a ellos, por que se quedan con el canal sin terminar y a Sacyr, porque es muy mala publicidad a cara de posibles clientes extranjeros.