Uno de los aspectos negativos en la internacionalización de las empresas es desplazar a sus directivos y administradores a países con economías emergentes, pero no debemos olvidar que muchos de estos países no cuentan con la misma seguridad y desarrollo, aunque por desgracia también ocurren casos de secuestro y extorsión más cerca de lo que pensamos.

La policía española creo en el año 2000 la Sección de Secuestros y extorsiones, compuesta por un grupo de investigadores y negociadores dependiente de la Comisaría General de Policía Judicial, desde su creación han liberado a medio centenar de españoles secuestrados. Este delito puede ir en aumento según explica José Manuel García. “Muchos españoles, muchos con una alta cualificación como arquitectos o ingenieros se trasladan por trabajo a otros países. No es que vaya a suceder, pero eso eventualmente podría comportar un aumento del riesgo”.Secuestro

Este grupo ha viajado a países como Venezuela, Nigeria, México, Colombia, Perú, Portugal, Andorra, Francia, Honduras, Holanda, Reino Unido o Panamá con un único objetivo, colaborar con las autoridades del país y lograr su liberación.

Además de secuestros en el extranjero, esta sección ha participado en la resolución de 16 extorsiones, seis sustracciones de menores, siete desapariciones y tres homicidios.

Para evitar riesgos la Policía Nacional ha realizado un programa de formación orientado a empresarios en diferentes puntos de España. Han recibido pautas de seguridad de los agentes especializados a través de unas charlas en las que se analizaron las distintas variedades de secuestros como los “virtuales”. De este modo, les ofrecen consejos sobre cómo elegir el domicilio, qué medidas tomar para sus desplazamientos a pie o en vehículo, que hacer ante un accidente de tráfico, ante un incendio, incluso como afrontar mas situaciones de riego como tiroteos, etc.

Secuestros “Virtuales”

Esta nueva variedad de secuestro crece por su facilidad de preparación, según datos del gobierno Mexicano el pasado año se dieron 105.682 secuestros de este tipo. La guardia civil manda un mensaje de tranquilidad ya que consideran muy difícil se extienda a España.

Los casos más recientes son el del grupo de música “Delorean” y el de un empresario catalán. Los secuestradores exigen una cantidad de dinero por teléfono a una persona a cambio de no hacer daño a un familiar supuestamente secuestrado.

Dos o tres personas, teléfono móvil y una víctima, normalmente de habla hispana es lo único indispensable para cometer un secuestro virtual. Pero no es solo en México, la Guardia Civil ya ha tenido que realizar intervenciones en Brasil, Colombia o Venezuela y se realizan entre 15 y 20 intervenciones en este tipo de secuestros al año.

Seguro de secuestro y extorsión

Detrás de la preocupación de los empresarios en ofrecer seguridad a sus directivos o administradores en el extranjero las compañías aseguradoras han recogido el guante y han creado un producto exclusivo que asume, entre otros gastos, el pago del rescate y el traslado a su país de origen una vez liberados.

Además el seguro de secuestro y extorsión ofrece un servicio de recomendaciones en el país de destino, tanto en seguridad como en otras cuestiones de interés. Así como un grupo de especialistas de diferentes nacionalidades, para que el idioma no sea una traba, procedentes de diferentes grupos de seguridad de fuerzas de seguridad nacional. Incluso estaría cubierto el pago para obtener información de un tercero si fuera necesario.

También son asegurables las pérdidas patrimoniales del asegurado, debido a la imposibilidad de la victima de renovar contratos de seguro, compra venta de acciones, pagar o amortizar créditos o prestamos, así como atender los préstamos personales y/o garantizados con una hipoteca.

Los gastos hospitalarios pueden ser bastante elevados en función al país donde se haya producido el siniestro y en el que caso que el perjudicado precise de ayuda médica una buena póliza se hará cargo no solo de los gastos del perjudicado si no de cualquier persona involucrada directamente en la negociación o en la entrega del rescate.

El salario de la víctima del secuestro así como el profesional que lo sustituya mientras se encuentre retenida es otra de las muchas garantías que contiene este producto.

Nos encontramos ante un producto nacido por la demanda de los directivos, aun siendo de reciente creación las coberturas ofrecidas por la mayoría de compañías que ofertan esta póliza son muy completas.

Para más información sobre las coberturas del producto así como su contratación no dude en consultar a nuestros especialistas.

Ores y Bryan