La Compañía Española de Seguros de  Crédito a la Exportación CESCE, entra en su recta final para la privatización

Credito a la ExportacionUna de las joyas que quedan en el sector público estatal, CESCE, Compañía Española de Seguros de Crédito, tras la aprobación del Consejo de la aseguradora la firma del acuerdo con el Ministerio de Economía, por el cual continuará como exclusivo gestor de los riesgos políticos por cuenta del Estado.

Ahora se inicia un proceso que  el Gobierno quiere dejar cerrado en el segundo trimestre, en el cual el primer paso es fijar una valoración real de la compañía, para la cual el Ministerio de Economía se realizará un pago de un dividendo extraordinario que irá de 100 a 150 millones de euros, puesto que se considera que la empresa no requiere de grandes inversiones, ni tiene deuda que la obligue a tener tanta liquidez, por lo tanto se considera que esta sobrecapitalizada.

Esta maniobra se ha repetido en otras ocasiones como en el caso de Endesa, Tabacalera, Enagas o Indra, y se justifica por la actual situación financiera que no necesita grandes inversiones ni posee un endeudamiento que obligue a tener tanta liquidez.

Según fuentes consultadas,  la valoración del 100% de Cesce se acerca a los 400 millones de euros, por lo que el ejecutivo se abonará los 200 millones por su 50%, más los 100 o 150 del dividendo extraordinario. En total entre 300 y 350 millones por una compañía que en los últimos tiempos a tenido que hacer frente y asistir a constructoras españolas en peligro. Se calcula que la compañía tiene asumido un riesgo de unos 1.450 millones de euros.

Otro aspecto importante y sorprendente es que la prima de control, o sea el sobreprecio derivado del control de la compañía, que es mayor a la simple valoración numérica del porcentaje de participación en relación con las demás acciones, se las asignará íntegramente el Estado.

Llegados a este punto, habría que recordar que el Estado posee el 50.25% del capital de Cesce, el resto de accionistas son el Grupo Santander, que tiene un 21.07%, el grupo BBVA con un 16.3% y otras entidades bancarias y aseguradoras que entre ellos se reparten el consiguiente 12.38%.

MUCHOS INTERESES

Muchos pretendientes le han salido a Cesce, ya el año pasado varios fondos que también compraron la mayoría de las inmobiliarias españolas procedentes de la banca, se acercaron a Economía para mostrar dicho interés. Así pues, Apollo, Elliot y Cerberus ya demostraron su máxima predisposición a quedarse con la participación del Gobierno. Tampoco son los únicos, ya que multinacionales como AIG y Zurich, Aseguradoras como Mutua Madrileña y Mapfre, o firmas como Axesor y Coface, también quieren acudir a la puja por una de las joyas de la corona, CESCE.

El motivo principal de dicha “pelea” por adquirir esta compañía, es tan simple como antiguo, es una compañía muy rentable, dado que en los tiempos que estamos y especialmente el año 2013, con todo lo que tuvo que soportar Cesce inyectando capital y acudiendo en auxilio de empresas como Sacyr  en su “afair” del canal de Panamá que de todos es conocido, y  CIAC, el holding que aglutina los intereses al otro lado del atlántico con varias ampliaciones de capital por la depreciación de activos en Venezuela, Argentina y Brasil. Con todo y con esto Cesce obtuvo un beneficio de 32.7 millones de euros en 2013