952 210 204 - 674 245 781 info@oresybryan.com

La Ley de Sociedades de Capital Riesgo (LSC) endurece el régimen de responsabilidad del administrador.

  • La LSC establece un régimen de responsabilidad solidario entre todos los administradores de la empresa que hayan aceptado un acuerdo u acto que pueda originar daños al patrimonio empresarial, al patrimonio de socios o al patrimonio de terceras personas.
  • La aceptación del acuerdo por parte de la dirección de la empresa no exime de responsabilidad al administrador o administradores.
  • En el caso de deudas sociales, se pueden exigir responsabilidades al administrador o administradores por las “obligaciones sociales”, si estos no promovieron la disolución de la sociedad en los términos que marca la ley.
  • En los casos donde exista un concurso de acreedores, el administrador de la sociedad puede verse afectado por la “acción de responsabilidad concursal”, de manera que puede ser inhabilitado del cargo o perder el derecho de acreedor en el concurso.

Las últimas reformas del Código Penal conllevan mayor control sobre las actuaciones que llevan a cabo en las empresas los administradores, directivos y consejeros.

  • Se refuerzan los programas de “compliance*” en las empresas que habrán de ser revisado periódicamente.
  • Se introduce la necesidad de cumplir con el debido control por parte de administradores (ya lo sean de derecho o bien de hecho).
  • Se considera delito la omisión de medidas de vigilancia y control por parte de los administradores será sancionado.
  • Las empresas, a través de los administradores, directivos y consejeros, deben definir e implementar programas de prevención y detección de delitos.
  • Las consecuencias por falta de implementación de estos programas así como los daños que puedan ser ocasionados serán exigibles a los administradores y directivos.

*Compliance: termino ingles que significa en conformidad, en las empresas es la figura encargada de asesorar a la empresa para que esta no incumpla las leyes ni la ética empresarial.