La vuelta al trabajo tras un periodo vacacional no tiene que ser duro y tedioso, todo es cuestión de actitud y saber cómo afrontar el cambio. Hoy os traemos algunos consejos y aplicaciones para hacer más sencillo el regreso al día a día laboral.

vuelta al trabajoEl descanso durante las vacaciones y la desconexión del trabajo durante unos días debería servir como aliciente a la vuelta, pero no siempre es así. Algunas de las claves para hacer más llevadero el regreso a la rutina dependen por completo de ti y tu actitud:

Planifica el regreso al trabajo

Es importante dejar el mayor número de temas zanjados antes de marcharte unos días para así evitar tener trabajo acumulado después de vacaciones; de la misma forma que organizamos y planificamos los días libres, organizar los días previos para cerrar el mayor número de temas es una buena idea.

Además, si te marchas fuera intenta no regresar a última hora el día previo a la reincorporación al trabajo. Todos queremos aprovechar lo máximo posible nuestras vacaciones, pero se hace más sencillo el regresar a la rutina si el cambio del día a día no es tan grande y de golpe. El primer día puede hacerse muy cuesta arriba si estás pensando en que ayer estabas en (pon aquí tu lugar de vacaciones).

Delega tareas

‘Todos para uno y uno para todos’. A todos nos gusta el volver y no encontrarnos que el trabajo se ha acumulado: organizaos entre los compañeros para que cada vez que alguien se marche de vacaciones otro cubra parte de sus funciones para permitir que el trabajo salga adelante poco a poco; así, nadie tendrá montañas de trabajo por hacer y todo funcionará mejor, además de evitar el estrés que puede provocar el verte desbordado por las tareas pendientes.

Organiza y prioriza

Tómate tiempo para visualizar de forma general las cosas que tienes por hacer, jerarquizarlas y programar cómo abordar todo ese trabajo. No todo lo que hay por realizar tiene la misma prioridad por tiempo o carga de trabajo, así que mejor ‘perder’ unos minutos en conocer la situación y tener una idea global que tardar el doble por no estar organizado.

La tecnología es tu aliada

Son muchos los expertos que recomiendan no desconectar al 100% del trabajo durante el periodo vacacional: revisar el correo electrónico de forma periódica o dedicar algo de tiempo a cosas que no son urgentes y se dejan aplazadas a lo largo del año son una buena opción.

Las aplicaciones y las nuevas herramientas que se desarrollan hoy día permiten hacer frente al regreso al trabajo más sencillo: algo tan simple como un acceso remoto al ordenador del trabajo, las plataformas de contenido ‘en la nube’ o algunas aplicaciones como RescueTime –que te permite gestionar el tiempo y te avisa si dedicas demasiado tiempo a alguna tarea– te ayudarán a que todo sea más sencillo.

Y recuerda: aunque las vacaciones hayan terminado, ¡tu tiempo de ocio no! Dedícate tiempo al salir del trabajo, no te olvides de esas actividades que te ayudan a desconectar.