El PIB aumentó un 0,8%, superando en una décima las previsiones iniciales del Banco de España gracias a las exportaciones y las inversiones.

economía creceLas previsiones dadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) perfilaban una desaceleración de la economía española en el segundo trimestre de al menos una décima, sin embargo el Producto Interior Bruto del país finalizó este periodo con cifras superiores a las que se apuntaban antes del inicio del trimestre.

La tasa intertrimestral mantuvo un crecimiento del 0,8%, por encima de lo esperado, y es que la inestabilidad política que vive el país –que ya es récord mundial de días sin gobierno formado– se esperaba que causara mayor mella en el apartado económico.

Los datos ofrecidos por el INE muestran que el incremento de la inversión en un 1,3% y de las exportaciones –que trimestre a trimestre marcan cifras históricas– mantienen el pulso al descenso del consumo y colocan la balanza en el lado positivo.

Los sectores que más crecen

Los bienes aumentaron en  2,7 puntos (pasando del 2,6% al 5,3%) y las ventas de servicios no turísticos experimentaron un crecimiento del 13,9%, lo que supone 5,7 puntos más que en el trimestre anterior (8,2%).

Las importaciones aumentaron en 1,2 puntos, pasando del 5,4% al 6,6%. Las compras de bienes crecieron un 5,4%, lo que supone 1,4 puntos por encima de la cifra del trimestre anterior (4%). Por otro lado, las importaciones de servicios no turísticos experimentaron un incremento del 10,1%, lo que significa 1,4 puntos más que tres meses antes.

Una de las noticias positivas en este periodo que han ayudado a que se produzca un crecimiento superior al esperado ha sido que el sector exterior sumó al PIB por primera vez en los últimos tres años: aumentó 0,2 puntos frente a los 0,4 de descenso del trimestre anterior.