Es real la preocupación por el ahorro en general, pero más en las facturas y la eficiencia energética, ya que aumenta a la par que disminuye la temperatura de los termómetros. El gasto puede implicar un problema en las familias, si no sabemos los trucos y conocimientos a la hora de instalar o mantener un sistema de calefacción. Hoy en día, el respeto por el medio ambiente es algo importante y los gobiernos, consumidores y fabricantes están en alerta y recomiendan elegir aparatos más eficientes y ecológicos.

Como hemos dicho, el principal factor de ahorro en la factura es elegir el sistema de calefacción perfecto para nuestra casa. Si actualmente estás pensando en instalar un sistema de calefacción adecuado en su hogar, la Directiva Energy Related Products establece condiciones de diseño ecológico para los aparatos que utilizan energía y para aquellos que tienen que ver con ella. Según la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor por Agua Caliente, la condensación contribuye ahorros en la factura del gas de hasta un 30% sobre una caldera de toda la vida. El ahorro será de entre un 15 y un 20 %, pero puede alcanzar el 40% si se compagina con radiadores de baja temperatura.

calefacción

Algunas comunidades autónomas sugieren un plan renove, ya que son una gran oportunidad para deshacerse de aparatos viejos que puedan provocar a largo plazo un gasto económico mayor que el coste que supone una instalación nueva. Si tiene en su casa aparatos antiguos, tenga en cuenta una serie de consejos para optimizar sus gastos y evitar sustos innecesarios.

Siempre hay que realizar revisiones oportunas a nuestro calefactor para que sea efectivo, además, las averías de las calderas y las calefacciones pueden suponer un gasto extra de hasta 350 euros en los meses fríos, por falta de mantenimiento, por ello es adecuado seguir las instrucciones y contar con el asesoramiento de un profesional.