Un estudio de las universidades de Leicester y Surrey ha demostrado que el estilo de música que se escucha en los establecimientos influye en el tipo de compra que se realiza en ese momento, por lo que ayuda a vender más.

vender másEs un hecho que el cuerpo no reacciona por igual ante todos los estilos de música –un claro ejemplo de esto es que, inconscientemente, nos contagiamos del ritmo a la hora de andar o bailar–, y partiendo de esa base un estudio ha demostrado que esto se puede extrapolar a otras funciones de nuestro día como es la toma de decisiones.

El estudio, desarrollado por las universidades de Leicester y Surrey (Reino Unido), se centró en el hilo musical de los restaurantes y cómo variaba el consumo de determinados productos en función de la melodía. Quedó demostrado que la música clásica se asocia con la exclusividad y el poder adquisitivo, por ejemplo, y hace posible vender más.

El oído es el sentido que más conecta con las emociones, es por ello que con la utilización de  secuencias musicales se puede conseguir que el comprador se sienta más cómodo. Estas técnicas buscan vender una experiencia, y no solo ayudar al comercio a vender más, sino que se vaya con una buena sensación que le haga regresar en futuras ocasiones.

Partiendo de los resultados de este estudio, Muwom ha desarrollado un software capaz de seleccionar la canción idónea para cada momento en un establecimiento –o en una zona del mismo si hablamos de grandes superficies como puedan ser los centros comerciales–, el momento del día, la cantidad de personas o la época del año. Esta elección busca influir en el estado de ánimo o la velocidad de desplazamiento de los compradores, buscando en cada momento el ambiente más ventajoso para propiciar vender más. El siguiente paso es desarrollar el software para que aprenda de la experiencia y mejore con el paso del tiempo por sí solo.