Compañías de seguros tradicionales, como AXA y Zurich, diseñan nuevas pólizas ajustadas a los nuevos hábitos de transporte, los vehículos compartidos, como Car2go, Uber, Blablacar y Cabify.

Los hábitos de transporte individual han cambiado gracias a la revolución tecnológica y digital, y ha causado la aparición de nuevos modelos de negocio. El uso del coche compartido ya es una realidad, han aparecido plataformas como Blablacar, donde puedes viajar con vehículos compartidos y que el trayecto ya no te salga tan costoso como antes. En el sector del taxi, también han aparecido nuevos soportes como Cabify y Uber, y en un futuro se espera que la industria lance el vehículo de conducción autónoma. Esto significa un reto para las compañías de seguros tradicionales, ya que están siendo obligadas a plantear nuevas pólizas que cubran este nuevo modelo.

La compañía de seguros AXA España, pactó este pasado agosto un seguro a terceros adicional obligatorio para los clientes de Blablacar, diseñado de forma especial para los clientes de esta plataforma de economía colaborativa, sin costes agregados para ellos.  Por otro lado, la compañía Zurich seguros es la compañía que da cobertura a los coches eléctricos de alquiler Car2go, cuya sede se encuentra en Madrid con una flota de 500 coches eléctricos. Este seguro incluye una franquicia de 500 euros, de tal manera que si el cliente es culpable de un accidente, él es el que corre con los primeros 500 euros por gasto de reparación y el resto es responsabilidad de la compañía de seguros.

En el ámbito de los taxis, los conductores de Uber y Cabify circulan bajo una licencia VTC (alquiler de vehículos con conductor) que asigna la Administración y prestan un servicio de transporte público. La Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres obliga a estos propietarios a registrar un seguro que cubra de manera ilimitada la responsabilidad civil frente a terceros, lo mismo ocurre en los taxis tradicionales.