952 210 204 - 674 245 781 info@oresybryan.com

Hace ya un tiempo que el sector asegurador se concienció de la llegada de la transformación digital al mundo del seguro. Poco a poco se está viendo cómo en las empresas aseguradoras se van actualizando.

Las compañías se están preparando incrementando los presupuestos para este tipo de partidas, creando departamentos específicos… Todo esto con el objetivo de crear nuevas herramientas, métodos, soluciones o productos en el que en el centro de todo se sitúa el cliente.

Román Mestre (director de Inlab Strategy Digital Contents)  afirma que se está produciendo un cambio en el modelo de relación de cliente y seguro con la realización de inversiones en este modelo.

Las recomendaciones ofrecidas por los expertos del sector son:

  • El cambio que se produzca debe seguir una estrategia ya definida.
  • Actualización de los agentes tanto tecnológicos como económicos o de negocio, para mejorar la eficiencia de productos, disminución de costes…
  • Enfoque a un modelo más abierto y colaborativo.

El liderazgo de todo este cambio está en manos del Big Data, IoT (Internet of Things) y el Blockchain, estas 3 herramientas son las que conforman las Soluciones Cognitive of Things.

Sorprende un poco la utilización de la herramienta Blockchain ya que tiene su antigüedad pero realmente es que se le han encontrado aplicaciones al mundo de las aseguradoras y están dispuestas a aprovecharlo.

Alguno de los beneficios que se espera con esto son:

  • Intercambio de información más eficiente.
  • Minimización de fraudes.
  • Reducción de costes.

¿Qué se espera con esto? Una revolución en términos de costes y personalización de pólizas. Además se espera la creación de distintos productos mucho más adecuados al cliente como por ejemplo:

  • Micro seguros.
  • Seguros por uso.
  • Seguros contextuales.

Se puede afirmar que la revolución digital está ya produciéndose en el sector asegurador, con todas las herramientas y métodos que se aplican y se aplicarán. El sector asegurador podrá predecir el riesgo.