952 210 204 - 674 245 781 info@oresybryan.com

El mundo empresarial viene viviendo una oleada generalizada de ciberataques que no distingue entre pequeñas, medianas o grandes empresas. Uno de cada tres españoles han sido victimas de algún tipo de ataque por Internet, según el estudio de la empresa Norton. España está en el tercer puesto de los países que más ataques de este tipo sufre después de EEUU y UK.

En Ores & Bryan tenemos un seguro de ciberriesgo para empresas, más información aquí.

Pero la pregunta que más se cuestionan los CEOs y empresarios es ¿Quién/quienes están detrás de los ciberataques?, a continuación haremos una definición de los distintos perfiles existentes:

  1. El despechado: Usuarios de Internet con un conocimiento pobre de como llevar a cabo un ciberataque o tienen acceso a programas o apps para hackear. Suelen ser empleados despedidos en condiciones desfavorables y utilizan sus conocimientos de la empresa para llevar a cabo estos ataques, también pueden ser clientes que no están conforme con los productos/servicios de la empresa y buscan esta forma para vengarse.
  2. El despistado: Son ataques que nacen fuera de la empresa, pero alguien del equipo de la empresa es quien de forma accidental propicia su incursión en los ordenadores de la empresa mediante un email o una descarga. La falta de formación de los trabajadores respecto a los riesgos relacionados con la ciberataques, los convierte en personal vulnerables.
  3. El hacktivista: Realmente es un movimiento que está cogiendo forma en Internet. Su motivación es denunciar injusticias. Los hacktivistas saben perfectamente cuales son las herramientas y las técnicas utilizadas por los hackers, y las utilizan a causa de hechos políticos o sociales. Un ejemplo es, dejar un mensaje visible en la página principal de alguna institución o lanzar un ataque al servidor para interrumpir el flujo web.
  4. El pirata informático: Conocido como los “Hackers de sombrero negro” tienen mucho conocimiento en programación. Su objetivo es vulnerar la seguridad de un ordenador o una red mediante el “ransonware” y así, perjudicar al usuario obligándolo a pagar por recuperar su información.
  5. El terrorista cibernético: Suelen pertenecer a grupos organizados y quieren implantar el miedo en la población, atacando sedes tecnológicas de países enteros  corporaciones. Pocas veces se trata de ataques organizados por un solo individuo. Detrás de sus actos se encuentran creencias religiosas o políticas extremistas.