952 210 204 - 674 245 781 info@oresybryan.com

Lehman Brothers cumple diez años de su quiebra, ¿Pero qué fue lo que pasó?.

El estallido del sector inmobiliario en Estados unidos fue por la proliferación de hipotecas basuras, que causaron la quiebra en el sector financiero, que estaba muy relacionado con el mercado hipotecario. Unos años antes, esta burbuja inmobiliaria había crecido a pasos agigantados ya que, los prestamistas hipotecarios vendían las hipotecas concedidas por las entidades bancarias causando así una despreocupación ante la posible incapacidad de los prestarios a hacer frente a sus pagos.

Las fichas de dominó fueron cayendo, Lehman Brothers no fue el único, les siguió Bear Sterns, Merril Lynch y AIG entre otras muchas entidades. La diferencia es que todas fueron rescatadas y a Lehman Brothers se le dejo caer. El 15 de Septiembre de 2008, se presentó la carta formal de quiebra tras las pérdidas millonarias en el mercado de valores y la huida de los clientes, esto se debió a que la entidad estuvo asumiendo riesgos excesivos. En el primer semestre de 2008 la entidad había perdido el 73% de su valor en bolsa, en agosto de 2008 Lehman informó de su intención de despedir al 6% de su plantilla, alrededor de 1500 personas.

El 17 de septiembre de 2008 Barclays anunció su decisión de comprar la división bancaria del grupo por 1.750 millones de dólares, con un activo de 72.000 millones y un pasivo de 68.000 millones. En el paquete de compra se incluía la sede central de Lehman Brothers en Nueva York. Con la esperanza de una salvación, llegó de nuevo el caos, la compra de la entidad se anuló ya que, los accionistas de Barclays con derecho a voto tenían que decidir si la entidad podía seguir con la compra, al no continuar, los gerentes de Lehman Brothers tuvieron que presentar la declaración de banca rota.

En marzo de 2012 se efectuó el abandono de la protección del Capítulo 11 de la ley de quiebras. Comenzaron a pagar a los acreedores 22.000 millones de dólares como parte del proceso de liquidación de los activos. El objetivo es distribuir 65.000 millones de dólares recuperados para los acreedores que estaban reclamando 450.000 millones de dólares.

Lehman Brother se ha convertido en el referente de lo que no se debe hacer tras esta grave crisis financiera global que ha definido la última década. Aunque su quiebra debería tomarse como ejemplo de lo que no se debe hacer, hoy en día se siguen repitiendo acciones como antes de la crisis.

 

Información sobre seguros para empresas https://www.oresybryan.com/