952 210 204 - 674 245 781 info@oresybryan.com

Según hemos podido conocer a través de la Asociación de Empresas Españolas Contra el Fraude (AEECF), los ciberataques y las actuaciones conducentes al fraude online cada vez se suceden con mayor frecuencia. En cifras podemos afirmar que:

  • El 63% de las empresas españolas sufre mayores niveles de intento de fraude respecto de años anteriores.
  • 6 de cada 10 empresas reconoce haber sufrido numerosos intentos de fraude online.
  • El 54% de las empresas ha sufrido, en los dos últimos años, algún tipo de fraude.

Cabe destacar que no estamos ante una realidad novedosa, sino que, a lo largo de la historia han sido innumerables los episodios de fraude los que han estado presente en el mundo empresarial.

No obstante, la “revolución tecnológica” en la que estamos inmersos y de la cual seguimos esperando grandes innovaciones a aplicar en el ecosistema económico-empresarial, favorece este tipo de actuaciones provocando que las empresas sean entes aún más vulnerables.

En este sentido podemos afirmar que no todas las empresas sufren el mismo tipo de intento de fraude, destacando por encima del resto por mayor nivel de alarma en las empresas:

  • Fraude de admisión en puntos de venta online (webs).
  • Robo de datos, siendo estos últimos uno de los intangibles más valiosos de las entidades por su importancia reservada e incidencia en la toma de decisiones.
  • Fraude de admisión en puntos de venta presencial
  • Fraude procedente de elementos internos tales como empleados.
  • Fraude en cuenta de acceso: cambios de perfil o acceso fraudulento en la cuenta de grandes/fuertes clientes.

Todo ello supone para las entidades enormes pérdidas no solo a nivel económico/financiero sino a nivel de reputación dado el deterioro que puede llegar a sufrir la imagen de la empresa.

Reseña legal:

  • Bajo el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), las entidades deberán observar los nuevos requerimientos de la normativa para garantizar que cumplen con los principios de la misma.
  • La nueva regulación europea relativa a los servicios de pago digitales PSD2 ofrece cambios en la industria de los medios de pago, fomentando la innovación y la competencia, reduciendo los costes y mejorando la seguridad de los pagos y la protección de los consumidores.

La mayoría de directivos de entidades afectadas coinciden en que los recursos que se destinan a gestionar y prevenir los hechos delictivos siempre serán insuficientes dado que el mundo empresarial se engloba en torno a un ecosistema complejo donde los volúmenes de cambio y actividad son cada vez mayores. Por ello, todas las entidades deberían analizar la realidad general que nos ocupa a fin de poder valorar si la inversión en materia de prevención y seguridad está siendo (o no) la óptima y correcta.

EQUILIBRIO ENTRE SEGURIDAD Y GESTIÓN DE CLIENTES