Muchos han sido los cambios que se han producido desde que, a principios de los años 90, la presencia de la energía solar fotovoltaica comenzara su andadura en el sector de las energías renovables. En sus inicios contaba con una presencia de 0,10 MW, cuando hoy en día hablamos de 8.871 MW de capacidad de generación.

Tal ha sido el despegue que, durante el mes de marzo, la energía solar fotovoltaica permitió que se produjeran un 29,1% más de lo que se generó en el mismo mes de 2019. Este dato llama la atención por tratarse de una fuente de producción renovable que no suele ser protagonista en esta época del año.

Esta fuente de energía ha participado en un 4,12% de la generación nacional trimestral, y para hacernos una idea, recordar que durante el mismo periodo de 2019 la participación de la misma fue del 2,96%.

En definitiva, el conjunto de las renovables durante el mes de abril representó el 47,9% de la producción, y en lo que va de año, ha alcanzado el 45,3% del balance eléctrico total según REE, datos que ponen de manifiesto el imparable auge de este tipo del sector.

Este desarrollo exponencial ha venido propiciado por nuevos productos y soluciones innovadoras energéticas que están contribuyendo, no solo al descenso de las emisiones de CO2, si no también a posicionar la energía solar fotovoltaica como factor determinante en la recuperación económica por su potencial para generar empleo y riqueza.

También es cierto que este rápido crecimiento que ha desarrollado estas fuentes de energía ha superado en ocasiones la capacidad del regulador, generando en algunos casos confusión en determinados aspectos administrativos dentro del sector.

Para continuar avanzando en este sentido, se hace necesario la simplificación administrativa y otras demandas puestas sobre la mesa por los diferentes agentes del sector, y donde la UNEF (Unión Española Fotovoltaica) sugiere recortar los plazos, evitar duplicidades en la tramitación, garantizar una mayor transparencia en el proceso y mejorar la coordinación entre las diferentes administraciones.

En Ores & Bryan llevamos 30 años asesorando a nuestros clientes en seguros técnicos. Nuestro departamento de energías renovables está especializado en los avales de carácter obligatorio exigidos por la Administración y que hacen referencia a este tipo de energía limpia como las denominadas fianzas de conexión a la red eléctrica entre otros. No dude en ponerse en contacto con nosotros para el asesoramiento especializado de este tipo de garantías.