Desde Ores  & Bryan queremos ayudaros en buscar alternativas de financiación para pasar este mal sueño, para volver a iniciar nuestra actividad más fuertes , no perdamos el tiempo después en buscar liquidez, preparemos ahora para después hacer negocios, después puede ser tarde.

El parón en el comercio mundial tendrá un efecto directo en la morosidad entre empresas, la banca y las compañías de seguros , esperan una oleada de impagos y un fuerte retroceso en el valor de sus activos, lo que les conducirá a incrementar sus provisiones para cumplir con sus ratios de solvencia, traduciendo esto en mayores dificultades para trasladar la fluidez del crédito hacia las empresas, a lo que hay que añadir el impacto en la foto de los balances, lo cual agudizará más el tránsito de esta liquidez hacia quien realmente lo necesita.

¿Porque hablamos siempre de la banca?, porque es el principal actor, pero no es el único. En el mercado existen muchas alternativas para obtener liquidez fuera del circuito bancario, algunas de las cuales las trabajamos nosotros a través de Rating Empresarial

Volveremos con mucha fuerza, el consumo y los negocios solo se han emplazado para más adelante, no sabemos el alcance del impacto económico que tendrá esta crisis de salud pública, pero sí que saldremos y volveremos hacer transacciones.

Lo difícil no es el después, es el tránsito hasta el pistoletazo de salida, no esperemos a salir de la crisis sanitaria para buscar liquidez, quizás sea tarde, es importante hacer líquido toda nuestra partida de clientes, todas las facturas pendientes de cobro, con administraciones públicas o con empresas privadas, con recursos o sin recursos, existen multitud de opciones para conseguir liquidez:

Factorizar nuestra cartera de clientes.
Arrendamento financiero sobre activos (mobiliarios o inmobiliarios)
Crédito directo sobre balance.
Sentencia judiciales con administraciones públicas.
Anticipos de adjudicaciones públicas, de contratos.
Equity…………..
Todo lo que lo tenga un valor es convertible en liquidez.

El comercio mundial es enorme, en últimos cuarenta años se ha multiplicado por ocho y solo ha habido 5 años negativos.

El teletrabajo introducirá nuevos paradigmas en la forma de relacionarnos, de hacer negocio, habrá muchas oportunidades, pero tenemos que volver a llegar al punto de reencuentro con los instrumentos adecuados, para llegar, y luego para volver a coger el ritmo y ganar dinero, de eso se trata, de ganar «pasta»