91 1298 361 - 674 245 781 info@oresybryan.com

Mucha incertidumbre habrá en todos los sectores de nuestra economía tras la llegada del COVID-19 y el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España el pasado 14 de Marzo. El mercado inmobiliario no es ajeno a ello y las consecuencias no se han hecho esperar: falta de suministros y materiales de los principales proveedores, la paralización de las obras y la ralentización de las ventas, son algunos de los efectos más inmediatos de esta inesperada crisis.

Es por ello, que muchas son las medidas que las promotoras deben adoptar respecto a los compradores de vivienda sobre plano y que desde Avales y fianzas ( Ores & Bryan )recomendamos seguir para paliar, al menos en parte, los perjuicios derivados de la actual crisis sanitaria en la que está inmerso el país:

Comunicación: las promotoras deben notificar a todos los compradores de las viviendas sobre la paralización de la obra motivada por el Decreto, manifestando su voluntad de combatir los efectos de esta crisis, realizando cuantos esfuerzos estén a su alcance para aminorar el impacto que estas circunstancias fortuitas pudieran tener en la obra. En tiempo de incertidumbres, todo el mundo agradece un aliento de esperanza.

Documentación: Es importante que el promotor documente debidamente cualquier incidencia que pudiera surgir en el desarrollo de las obras a consecuencia de la crisis del COVID-19, con el fin de recabar las suficientes pruebas de la situación de fuerza mayor que permita mitigar las posibles reclamaciones que pudieran recibirse a futuro.

Anticipación: Barajar la posibilidad de firmar adensas en los contratos de compraventas que recojan las posibles demoras en la entrega de las viviendas, con el fin de anticiparse a futuras reclamaciones y, sobre todo, asegurar los mayores intereses devengados en favor de los compradores por los anticipos entregados.

Flexibilidad y comprensión con los compradores de las viviendas, en la medida que sea posible y no afecte a la solvencia de la promotora y viabilidad de los proyectos. Muchos de nuestros clientes están dando ejemplo al respecto, y permiten a los compradores aplazar parte (sino el 100%) del anticipo mensual correspondiente a los meses de marzo y abril, ya que mucho de los adquirentes de la vivienda pueden estar atravesando dificultades económicas.

Desde Avales y fianzas, y hoy más que nunca, nos preocupamos por ti y hacemos un llamamiento a todos los promotores que no lo hayan hecho todavía que aseguren las cantidades anticipadas de los compradores en las ventas sobre plano a través de un seguro de caución, ya que esta crisis traerá en muchos casos:
Demora en la finalización de las promociones inmobiliarias por falta de suministros y materiales, abandono de obras por subcontratistas, falta de liquidez de las promotoras/constructoras, etc.
Demora en la entrega de las promociones motivados por el retraso de la concesión de la licencia de primera ocupación por parte de los Ayuntamientos
Declaración de concurso de acreedores de constructoras o promotoras como consecuencia de la crisis económica que pudiera sufrir durante este periodo.

Confío en que esta crisis sanitaria se solucione lo antes posible y podamos entre todos paliar las consecuencias negativas que se pudieran ocasionar.

Asimismo, estamos a vuestra disposición para cualquier aclaración al respecto.

Un cordial saludo,