Mucho se ha comentado acerca del desarrollo exponencial que el sector de las energías renovables ha venido experimentado. Un crecimiento que, según muchos expertos, ha posicionado dicha actividad como factor determinante en la recuperación económica. 

En lo que respecta a energía solar, tras haberse convertido en el mercado de Europa más importante desde 2008, consultorías especializadas como EY sitúan a España en el undécimo puesto de atractivo inversor. Como muestra de ello, destacar que en lo que va de año se han registrado un total de 57 operaciones en energía por valor de 4.112 millones de euros. Se han producido importantes anuncios de inversión, donde empresas del sector han decidido acelerar sus planes de crecimiento y algunas incluso incrementar significativamente sus objetivos.

Los avances tecnológicos y soluciones innovadoras han permitido que, con la misma inversión económica en energía renovable, se produzca más capacidad nueva. La Agencia Internacional de las Energías Renovables ya puso de relieve el valor de la inversión en relación con el descenso de los costos de generación. En concreto, en su informe anual, detalla que en 2019 se instaló el doble de capacidad de generación de energía renovable con respecto a 2010, pero necesitando tan solo un 18% más de inversión.

Por otro lado, a medida que se producen ciclos de sustitución de activos, la sustitución de los antiguos activos de combustibles fósiles por una combinación de tecnologías renovables se está convirtiendo en la opción económicamente racional.El atractivo para la inversión en energías limpias sigue generando interés, y tal como indica Watson Farley & Williams, se trata de un sector que está experimentando la llegada nuevos inversores.

Entre los motivos para este interés por las energías limpias en España, hay que destacar que hay pocas alternativas de inversión en el entorno europeo con retornos razonables y un atractivo similar. Se trata de un tipo de inversión en activos reales, y que por su naturaleza no está expuesto de la misma manera a los riesgos de otras inversiones que ha traído consigo el COVID-19. Las inversiones en renovables son estables, rentables y atractivas, y su rentabilidad mucho más constante y predecible, a la vez que aportan beneficios a todos los sectores de la economía.

En definitiva, La inversión en energías renovables, ha sido un bote salvavidas que se ha convertido en una oportunidad definitiva de inversión presente y futura.

En Ores y Bryan llevamos 30 años asesorando a nuestros clientes en seguros técnicos, y nuestro departamento de energías renovables está especializado en los seguros de caución específicos para este sector, como el aval punto de conexión. No dude en ponerse en contacto con nosotros para el asesoramiento especializado de este tipo de garantías.